& Magazine Verano 2014 - page 22

Su casco antiguo ha sido declarado por
la UNESCO Patrimonio de la Humani-
dad y La fiesta de San Blas, Patrimonio
inmaterial. La celebración tiene una
antigüedad de más de mil años y con-
grega no solo a sus habitantes, sino
a todos los que veneran la tradición y
respetan el derecho de toda persona a
la libertad y la paz.
La armonía de sus edificios recuerda
que fue una ciudad próspera, capital
de la República de Dubrovnik, que vi-
vía del comercio y el mar. Rica y culta,
mantuvo durante siglos a una población
que convivía en armonía con un modelo
poco frecuente de democracia urbana
y que desarrolló las artes, las letras y el
complicado entramado de la diploma-
cia, que le permitió vivir en paz en tiem-
pos difíciles. Ni siquiera el terremoto
que derribó sus joyas románicas, góti-
cas y renacentistas en 1667 acabó con
ella. Se reconstruyó y volvió a nacer
con la forma barroca de hoy.
El casco histórico de Dubrovnik es
un monumento en sí mismo y la me-
jor forma de conocerlo es pasear por
sus calles, sobre todo por la Stradun,
calle principal enmarcada por comer-
cios que ocupan los bajos de las ca-
sas barrocas. Algunos de los lugares
que aparecerán son las puertas de Pile
(occidental) y Ploce (Oriental); el Palacio
Sponza; el Palacio del Rector; la iglesia
de San Blas; el convento franciscano,
con unos exquisitos capiteles en el
claustro; la fuente monumental de
Onofrio; y el convento de Santa Clara.
22
1...,12,13,14,15,16,17,18,19,20,21 23,24,25,26,27,28,29,30,31,32,...146