Hotel Le Barn y el deseo de escapar

A tan solo 45km de París, entre robles, olmos y abedules, descubrimos dos grandes graneros de color rojo que emergen de un paisaje encantador, situado en el corazón del bosque de Rambouillet, el Hotel Le Barn, un lugar en el que caballos y corzos son los auténticos reyes.

Hotel-Le-Barn-cheval-Homelifestyle Hotel-Le-Barn-Homelifestyle-mag

El establecimiento se ubica en la propiedad de La Cense, antiguo lugar de amores ocultos y prohibidos entre Gabrielle d’Estrées y el rey Enrique IV, en un área de más de 200 hectáreas, el emplazamiento perfecto para relajarse y desconectar del estrés del día a día.

Disfrutar del Hotel Le Barn supone alejarse del mundo y sumergirse en su corazón, para reflexionar, escuchar el canto de los pájaros, susurrar a los caballos o contemplar las estrellas, en un alojamiento pensado para contemplar el deseo de escapar.

Despacio, corriendo, a caballo, a pie o en bicicleta, cada huésped vive su momento a su propio ritmo, en un entorno flexible y privilegiado, en un lugar en el que la arquitectura se encuentra en armonía con la naturaleza. Los dos antiguos graneros del Hotel Le Barn, renovados de forma respetuosa y exquisita, abrazan el horizonte desde el anochecer hasta el amanecer. Las habitaciones y suites disponibles combinan sobriedad y modernidad, luz y espacio, con unas vistas que transmiten serenidad y equilibrio.

Hotel-Le-Barn-Homelifestyle Hotel-Le-Barn-chambre-Homelifestyle Hotel-Le-Barn-spa-Homelifestyle Hotel-Le-Barn-room-Homelifestyle

En el antiguo molino se ubica el espacio de bienestar del Hotel Le Barn: la sauna, el hammam y los baños nórdicos situados en el exterior, junto al cercado de los caballos invitan a relajarse en manos de los mejores profesionales, para favorecer un enfoque agradable y terapéutico.

Además, en Le Barn se puede disfrutar del placer de una buena mesa en el restaurante La Serre, en el que se ofrece una cocina bistronómica, gourmet y refinada: platos tradicionales elaborados con productos locales de su propio huerto, de temporada y proximidad se funden con recetas más vanguardistas, para lograr que la estancia en el hotel sea 100% enriquecedora.

Hotel-Le-Barn-Restaurant-Homelifestyle Hotel-Le-Barn-Network-Homelifestyle Hotel-Le-Barn-bar-Homelifestyle

Tan solo 45 km separan Le Barn de la capital francesa, una distancia más que suficiente para disfrutar del placer de relajarse y vivir en armonía.

¡Toma nota!